Carreras de caballos


Las carreras de caballos de Sanlúcar

Las carreras de caballos de Sanlúcar en la playa, son conocidas en todo el mundo y catalogadas como de Interés Turístico Internacional.

CARRERAS DE CABALLOS DE SANLÚCAR

 

Resultan, sin duda, un espectáculo único, ya que, se juntan la belleza del entorno de las playas sanluqueñas y la emoción del deporte hípico en estado puro. Paisajes y emociones que hacen vibrar, donde se distingue el mar, a lo lejos el Parque de Doñana y también el Paseo Marítimo de la localidad de Sanlúcar, a la vez que tienen lugar las carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda.

Estamos ante un importantísimo acto deportivo, donde participan muchas de las figuras profesionales de la hípica y donde se ganan también cuantiosos premios que aportan las grandes empresas e instituciones locales.

Este gran evento deportivo atrae a centenares de personas, tanto españoles como extranjeros, que se juntan cada año para no perderse este singular espectáculo.

Las carreras de caballos de Sanlúcar tienen lugar todos los años durante el mes de Agosto. Constan de dos tandas de carreras realizadas en tres días cada una de ellas. Se aprovechan las horas de marea baja, cuando el sol comienza a caer.

 

Este evento se prepara concienzudamente durante el año para que todo salga a la perfección. También se dan otros actos anteriores al evento como el que tiene lugar en el mes de Marzo: el Concurso Morfológico Caballar. Además, durante el evento deportivo estival, también se puede disfrutar de otros como los concursos de fotografía, los concursos de castillos de arena y competiciones de cometas, entre otros.

El inicio de cada carrera de caballos en la playa se determina sobre la marcha, ya que, hay que tener en cuenta el estado de la marea, así como el número de caballos participantes en cada una de ellas. No obstante, como hemos comentado antes, se suelen hacer al atardecer, cuando la marea está baja.

Existen distintas pruebas y premios estipulados a cada una de ellas, en función de las características de los caballos participantes, su edad, velocidad reconocida, peso del jinete, etc. Todo esto establece las diferentes categorías en las que compiten los participantes.

También existen taquillas para hacer apuestas, instalaciones para los caballos y los jinetes ubicadas dentro del recinto acondicionado y todo lo que ofrece un hipódromo al uso.

En definitiva, se trata de un espectáculo que no debe perderse. Merece la pena verlo al menos una vez en la vida.